Info gral.

Las frutas, su origen y composición

Las frutas, su origen y composición

La composición de las frutas difiere en gran medida en función del tipo de fruto y de su grado de maduración. El agua es el componente mayoritario en todos los casos.

La fruta es el conjunto de frutos comestibles que se obtienen de plantas cultivadas o silvestres, pero a diferencia de los otros alimentos vegetales (hortalizas y cereales) las frutas poseen un sabor y aroma intensos y presentan unas propiedades nutritivas diferentes, por ello la fruta suele tomarse como postre fresca o cocinada. Conviene comerlas cuando están maduras.

Ananá

Es un fruto originario de América, que no fue introducido hasta muy tarde en Europa, probablemente a finales del siglo XVIII. Es muy rica en hidratos de carbono (más del 20 %) y por lo tanto particularmente energética. Todavía se la considera, merecidamente, diurética. Respecto a las sales minerales, contiene un poco de potasio y yodo.

Banana

La Banana es originaria del archipiélago indio y se cultivaba hace ya mucho tiempo en Asia. Debido a la importante cantidad de hidratos de carbono que contiene, ésta es dos veces más calórico que la manzana (21 % de hidratos de carbono frente a 12% de la manzana, por 100 g de fruta fresca), lo que no quiere decir que esté contraindicada en casos de planes de adelgazamiento ya que es una cantidad de calorías que no tiene por que afectar al adelgazamiento si se la consume con moderación. Es una de las frutas que, junto con la naranja y la manzana, contiene menos calcio. En cambio, resulta ser mucho más rico en vitamina A y también contiene vitaminas B1, B2, C y V (antiulcerosa). Y es excelente en casos de calambres por falta de potasio.

Cereza

Originaria de Persia, la cereza es uno de los frutos frescos con valor calórico relativamente elevado: 65 calorías por 100 g aproximadamente. Contiene cerca de un 16 % de hidratos de carbono. La cereza es bastante rica en sales minerales pues contiene pequeñas cantidades de calcio, fósforo, hierro y potasio. Es además rica en vitaminas Ay C y en menor cantidad E y B2.

Ciruela

Procedente de Asia Menor, contiene casi tantos hidratos de carbono como la uva. A la ciruela se le atribuyen propiedades laxantes y ligeramente diuréticas.

Frambuesa

La frambuesa es una planta espontánea en Europa. No obstante, no fue hasta finales de la Edad Media que se empezó a cultivar. La frambuesa es una fruta rica cn hidratos de carbono (más del 12%) pero pobre en prótidos y, naturalmente, en lípidos. Es menos rica en vitaminas y sales minerales que la fresa, pero contiene los mismos elementos.

Limón

El limón es comparable a la naranja, pero su análisis muestra una mayor cantidad de potasio. Respecto a las vitaminas, no contiene la A. Pero sí el resto de ellas, comúnmente prentes en este género de frutos: vitaminas Bl, B2 y fundamentalmente C. Es muy valiosa en caso de cálculos, ya que tiene la propiedad de disolverlos.

Manzana

La manzana, como la pera, es una fruta que se cultiva desde hace mucho tiempo. El cultivo de manzanos (al igual que el de perales) fue relativamente fácil, ya que existía gran número de árboles silvestres de dichas especies (en las excavaciones de poblaciones lacustres suizas y en Lombardía se enconaron en grandes cantidades). La composición de la manzana es casi idéntica a la de la pera, pero la primera tiene una proporción superior de vitaminas A, B1 y C. También se la considera diurética. La manzana resulta ser también de gran eficacia en las afecciones de origen gástrico (en la que se consumirá sin su piel), pulmonares o renales.

Melón

Originario de China, Contiene hasta un 4 % en azúcares (principalmente sacarosa y levulosa). En cuanto a las sales minerales, el melón es rico (proporcionalmente a otras frutas frescas) en fórforo y hierro. Respecto a vitaminas, abunda en A y posee una menor cantidad de vitamina C.

Naranja

Fruta originaria de la India y China. Desconocida por los griegos y romanos, fue introducida en Francia e Italia entre los siglos XIIy XIII por los ejércitos respectivos. Se ha dicho, y es cierto, que la naranja era una fuente extraordinaria de vitamina C. También tiene vitaminas Bl y B2 en cantidades considerables, y vitamina A en bajo grado. Se encuentra en ella más o menos la misma variedad de sales minerales que las contenidas en la fresa.

Pera

Es una fruta sabrosa y refrescante que se cultiva en regiones templadas. Su forma depende de la variedad que se trate y oscila entre la de una manzana y la de una lágrima, así como su sabor, textura y color, que va desde el amarillo hasta el verde pasando por el rojo y el pardo.

Una pieza aporta unas 70 calorías y, respecto a sus propiedades nutritivas, destaca el aporte de azúcares (13%), fibra, vitaminas (ácido fólico, B2) y minerales como el potasio. Por su composición es diurética y suavemente astringente (rica en taninos).

Al llegar a casa, hay que liberarlas de cualquier bolsa o envoltorio de plástico para que puedan respirar. Se aconseja manipularlas con cuidado a fin de no causar roturas que aceleran el proceso de descomposición y eliminar posibles artículos que estén deteriorados para evitar que contagien al resto. No suelen necesitar condiciones especiales de conservación (basta con guardarlas en lugares frescos, secos y protegidos de la luz), o bien la parte menos fría de la nevera (no más de tres días) para retrasar su maduración. Hay que lavarlas muy bien, sobre todo cuando se vayan a comer crudas y no se vayan a pelar.

Pomelo

Es una fruta considerada como aperitivo. De composición muy parecida a la de la naranja, es en conjunto menos rica que ésta. Posee las mismas sales minerales y vitaminas (menos la vitamina A).

Uva

La uva es un fruto rico en hidratos de carbono (en ciertos casos hasta un 30 %). Es muy rica en sales minerales —sobre todo fósforo, hierro, potasio y calcio—, contiene además vitaminas A y B2 y especialmente B1 y C. Es laxante y depurativo. Sus azúcares (esencialmente glucosa y levulosa) son extremadamente digestibles.

 

Fuente: http://www.alimentacion-sana.com.ar/